Menu
X
Imagen

Cialis: ¿qué es, para qué se utiliza y se puede comprar sin receta?

¿Qué es?

Cialis es el nombre comercial de un medicamento llamado tadalafil. Es un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil (DE) y los síntomas de la hiperplasia prostática benigna (HPB). También se puede recetar bajo el nombre de Adcirca para tratar la hipertensión arterial pulmonar.

¿Para qué se utiliza?

Cialis para la disfunción erectil

Cialis (tadalafil) se utiliza principalmente para tratar dos condiciones médicas específicas:

  1. Disfunción Eréctil (DE): Cialis es conocido comúnmente por su uso en el tratamiento de la disfunción eréctil. La DE es una condición en la que un hombre tiene dificultades para lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales. Cialis actúa relajando los músculos lisos y aumentando el flujo sanguíneo en el pene, lo que facilita la erección cuando hay estimulación sexual.
  2. Hiperplasia Prostática Benigna (HPB): Además de tratar la DE, Cialis también se utiliza para aliviar los síntomas de la hiperplasia prostática benigna. La HPB es un agrandamiento no canceroso de la próstata que puede causar problemas urinarios, como dificultad para orinar o micción frecuente. Cialis ayuda a relajar los músculos de la próstata y de la vejiga, mejorando así el flujo urinario y aliviando los síntomas de la HPB.

Cialis es un medicamento de prescripción, lo que significa que debe ser recetado por un médico. No debe ser utilizado sin supervisión médica, ya que puede interactuar con otros medicamentos y tener efectos secundarios. Es importante informar a tu médico sobre cualquier otra medicación que estés tomando y cualquier condición médica que puedas tener antes de iniciar el tratamiento con Cialis. Además, sigue siempre las indicaciones de tu médico y no ajustes la dosis por tu cuenta.

¿Cómo se debe tomar Cialis?

Cómo tomar Cialis

La forma en que se toma Cialis (tadalafil) puede variar según la indicación para la cual te lo ha recetado tu médico. Aquí te proporciono pautas generales, pero es fundamental seguir las indicaciones específicas de tu profesional de la salud:

Para el tratamiento de la Disfunción Eréctil (DE):

  1. Dosis recomendada: La dosis típica es de 10 mg tomados antes de la actividad sexual, pero tu médico podría ajustarla según tu respuesta.
  2. Frecuencia de uso: Puedes tomar Cialis aproximadamente 30 minutos antes de la actividad sexual. La ventana de tiempo efectiva puede extenderse hasta 36 horas, por lo que a este medicamento se le conoce comúnmente como la “píldora del fin de semana”.
  3. Evitar el alcohol y comidas copiosas: El alcohol y las comidas abundantes pueden afectar la eficacia de Cialis, por lo que se recomienda evitarlos en exceso.

Para el tratamiento de la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) y Disfunción Eréctil (DE) simultáneamente:

  1. Dosis recomendada: La dosis típica es de 5 mg tomados a la misma hora todos los días.
  2. Uso continuo: Cialis a esta dosis puede ser tomado diariamente, independientemente de la actividad sexual.
  3. Indicaciones específicas: Tu médico te proporcionará instrucciones detalladas sobre cuándo y cómo tomar Cialis para tratar ambas condiciones.

Consejos Generales:

  • Sigue la receta médica: No tomes más Cialis de lo que te ha recetado tu médico y sigue sus indicaciones específicas.
  • Evita la automedicación: No tomes Cialis sin receta o sin la supervisión de un médico.
  • Informa a tu médico: Asegúrate de informar a tu médico sobre cualquier otro medicamento que estés tomando, incluyendo suplementos y medicamentos de venta libre.
  • Reacciones adversas: Si experimentas efectos secundarios inesperados o molestias, comunícaselo a tu médico.

Recuerda que esta información es general y puede variar según la situación individual de cada paciente. Siempre sigue las indicaciones específicas de tu médico y no dudes en hacerle cualquier pregunta que puedas tener sobre el uso de Cialis.

¿Quiénes no pueden tomar el Cialis?

Personas que no pueden tomar Cialis

Cialis (tadalafil) no es adecuado para todas las personas, y hay ciertos grupos de pacientes que deben evitar su uso o consultar con un médico antes de tomarlo. Aquí hay algunas situaciones en las que el uso de Cialis podría no ser recomendado:

  1. Personas con problemas cardíacos: Aquellas que han tenido problemas cardíacos, como un ataque al corazón, angina de pecho o insuficiencia cardíaca reciente, deben evitar el Cialis, ya que el aumento del esfuerzo cardiovascular durante la actividad sexual podría representar un riesgo.
  2. Personas con problemas hepáticos o renales graves: Cialis se metaboliza en el hígado y se elimina principalmente por los riñones. Las personas con problemas hepáticos o renales graves deben informar a su médico antes de tomar este medicamento, ya que puede ser necesario ajustar la dosis.
  3. Personas que han tenido un accidente cerebrovascular reciente: Aquellas que han tenido un accidente cerebrovascular reciente (en los últimos 6 meses) pueden tener un riesgo mayor al usar Cialis, y se debe evaluar cuidadosamente el beneficio frente al riesgo.
  4. Personas con presión arterial baja no controlada: Cialis puede reducir la presión arterial, y su uso puede ser riesgoso en personas con presión arterial muy baja no controlada.
  5. Personas con alergia al tadalafil: Si has experimentado una reacción alérgica al tadalafil u otros ingredientes en Cialis, debes evitar su uso.
  6. Uso simultáneo con nitratos: No se debe tomar Cialis si estás tomando medicamentos que contienen nitratos, ya que esto puede causar una disminución peligrosa de la presión arterial.
  7. Mujeres y niños: Cialis está diseñado específicamente para hombres adultos y no está aprobado para uso en mujeres ni en niños menores de 18 años.

Es crucial discutir tu historial médico completo con tu médico antes de iniciar cualquier tratamiento con Cialis. Solo un profesional de la salud puede determinar si este medicamento es seguro y adecuado para ti, considerando tu historial médico y cualquier medicación que puedas estar tomando.

Posibles interacciones con otros fármacos

Interacciones con otros fármacos

Cialis (tadalafil) puede interactuar con otros medicamentos, y es importante informar a tu médico sobre todos los medicamentos que estás tomando, incluyendo los de venta libre, suplementos y hierbas, antes de comenzar el tratamiento con Cialis. Algunas de las interacciones potenciales incluyen:

  1. Nitratos: No debes tomar Cialis si estás utilizando medicamentos que contienen nitratos, como nitroglicerina, isosorbida o dinitrato de isosorbida. La combinación de Cialis con nitratos puede resultar en una peligrosa disminución de la presión arterial.
  2. Medicamentos antihipertensivos: Cialis puede potenciar el efecto de los medicamentos antihipertensivos, lo que puede resultar en una mayor reducción de la presión arterial. Se debe tener precaución cuando se utiliza Cialis junto con estos medicamentos.
  3. Inhibidores de la proteasa del VIH: Los inhibidores de la proteasa del VIH, como ritonavir y saquinavir, pueden aumentar la concentración de Cialis en el cuerpo, aumentando el riesgo de efectos secundarios.
  4. Antifúngicos y antibióticos: Algunos antifúngicos (como ketoconazol) y antibióticos (como claritromicina) pueden aumentar los niveles de Cialis en el cuerpo, lo que podría aumentar el riesgo de efectos secundarios.
  5. Alfa-bloqueadores: El uso simultáneo de Cialis con alfa-bloqueadores puede provocar una disminución significativa de la presión arterial. Debe haber un intervalo de tiempo adecuado entre la toma de estos medicamentos.
  6. Otros medicamentos para la disfunción eréctil: No se debe combinar Cialis con otros medicamentos para la disfunción eréctil, como sildenafil (Viagra) o vardenafil (Levitra), a menos que lo indique específicamente tu médico.

Estas son solo algunas de las interacciones posibles, y la lista no es exhaustiva. Siempre sigue las indicaciones de tu médico y comunica cualquier otro medicamento que estés tomando antes de iniciar el tratamiento con Cialis. Tu médico puede ajustar la dosis o recomendarte un plan de tratamiento alternativo si es necesario.

Efectos adversos de Cialis

Cialis efectos adversos

Cialis (tadalafil) es generalmente bien tolerado, pero como cualquier medicamento, puede tener efectos adversos. Es importante tener en cuenta que no todas las personas experimentarán estos efectos secundarios, y su frecuencia y gravedad pueden variar. A continuación, se enumeran algunos de los efectos adversos comunes de Cialis:

Efectos Adversos Comunes:

  1. Dolor de cabeza: Puede ser uno de los efectos secundarios más comunes.
  2. Indigestión o malestar estomacal: Algunas personas pueden experimentar problemas gastrointestinales.
  3. Dolor muscular o de espalda: Dolores musculares y de espalda leves a moderados son posibles.
  4. Rubor facial: Enrojecimiento de la cara debido a la dilatación de los vasos sanguíneos.
  5. Congestión nasal: Puede haber congestión nasal o rinorrea.

Efectos Adversos Menos Comunes pero Graves:

  1. Cambios en la visión o pérdida de audición: Estos efectos son raros pero graves. Si experimentas cambios en la visión o pérdida de audición, busca atención médica de inmediato.
  2. Priapismo: Una erección prolongada y dolorosa que puede ocurrir en raras ocasiones. Es una emergencia médica.
  3. Reacciones alérgicas: Algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas, como erupciones cutáneas, picazón o hinchazón.
  4. Dolor en el pecho: En raras ocasiones, se han reportado dolores en el pecho. Busca atención médica si experimentas esto durante o después de la actividad sexual.
  5. Problemas cardíacos: Para personas con problemas cardíacos preexistentes, el uso de Cialis puede aumentar el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Interacciones con Otros Medicamentos:

Cialis puede interactuar con otros medicamentos, y estas interacciones pueden aumentar la posibilidad de efectos secundarios. Es importante informar a tu médico sobre todos los medicamentos que estás tomando.

Si experimentas efectos secundarios molestos o graves mientras tomas Cialis, debes comunicarte con tu médico de inmediato. No ajustes la dosis o suspendas el medicamento sin consultar a tu profesional de la salud. Ellos podrán evaluar tu situación y hacer recomendaciones apropiadas.

Receta médica

En España, Cialis (tadalafil) es un medicamento que requiere receta médica. Esto significa que no puedes adquirir Cialis sin la autorización de un médico. Aquí hay un resumen de los pasos típicos para obtener Cialis con receta médica en España:

  1. Consulta médica: Debes programar una consulta con un médico. Puedes consultar a tu médico de cabecera o a un especialista en urología. Durante la consulta, debes discutir tus síntomas, historial médico y cualquier medicamento que estés tomando.
  2. Evaluación médica: El médico realizará una evaluación médica para determinar si Cialis es adecuado para ti, teniendo en cuenta tu estado de salud general, cualquier condición médica existente y los medicamentos que estás tomando.
  3. Receta médica: Si el médico determina que Cialis es apropiado para ti, te proporcionará una receta médica. La receta detallará la dosis recomendada y las instrucciones de uso.
  4. Farmacia: Lleva la receta a una farmacia autorizada en España. Allí, el farmacéutico dispensará el medicamento según las indicaciones del médico.

Es importante seguir las instrucciones de tu médico y farmacéutico con respecto a la dosificación y el uso de Cialis. Además, es crucial informar a tu médico sobre cualquier otro medicamento que estés tomando, ya que pueden haber interacciones medicamentosas.

No debes adquirir Cialis de fuentes no autorizadas o sin receta médica, ya que esto puede representar un riesgo para tu salud y seguridad.

 

Volver

© Copyright 2021 Medical Directory. Todos los derechos reservados