Menu
X
Imagen

Enfermedad por arañazo de gato: qué es, síntomas y tratamientos

¿Qué es?

La enfermedad por arañazo de gato es una infección causada por una bacteria llamada Bartonella henselae. Esta enfermedad es transmitida por los arañazos o mordeduras de gatos infectados, aunque también puede ser transmitida por pulgas que han estado en contacto con gatos infectados. La enfermedad por arañazo de gato suele ser una enfermedad leve que se resuelve por sí sola, pero en casos raros puede ser grave, especialmente en personas con un sistema inmunológico debilitado.

La mayoría de las personas que contraen la enfermedad por arañazo de gato presentan síntomas leves, que incluyen inflamación en el sitio de la lesión, fiebre, fatiga y ganglios linfáticos inflamados. Estos síntomas suelen aparecer una o dos semanas después de la exposición a la bacteria y pueden durar varias semanas. En raras ocasiones, la enfermedad por arañazo de gato puede causar complicaciones graves, como infecciones en el cerebro, los huesos o los pulmones.

Síntomas

Patas traseras de un gato tumbado

Los síntomas de la enfermedad por arañazo de gato suelen aparecer unos pocos días después de la exposición a la bacteria, aunque pueden tardar hasta dos semanas en aparecer. Los síntomas comunes incluyen:

  • Una pequeña protuberancia o bulto en el sitio de la lesión (arañazo o mordedura)
  • Inflamación en el sitio de la lesión
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular o articular
  • Ganglios linfáticos inflamados y dolorosos cerca del sitio de la lesión

En casos raros, la enfermedad por arañazo de gato puede causar complicaciones graves, como infecciones en el cerebro, los huesos o los pulmones. Estas complicaciones pueden causar síntomas como dolor de cabeza intenso, convulsiones, dolor óseo, dificultad para respirar y tos.

Diagnostico

El diagnóstico de la enfermedad por arañazo de gato (también conocida como linfadenitis regional aguda por Bartonella henselae) generalmente se realiza mediante la evaluación clínica y la historia médica del paciente, junto con pruebas de laboratorio específicas si es necesario. Aquí hay una descripción general de los pasos típicos para diagnosticar esta enfermedad:

  1. Historia clínica: El médico recopilará información detallada sobre los síntomas del paciente, incluyendo cualquier exposición reciente a gatos u otros animales, especialmente arañazos o mordeduras.
  2. Examen físico: Se llevará a cabo un examen físico completo para evaluar cualquier signo de inflamación, enrojecimiento o sensibilidad en los ganglios linfáticos afectados.
  3. Pruebas de laboratorio: Se pueden realizar varias pruebas de laboratorio para ayudar en el diagnóstico, que pueden incluir:
    • Hemograma completo (CBC): Puede mostrar signos de inflamación, como un aumento en el recuento de glóbulos blancos.
    • Análisis de sangre para anticuerpos anti-Bartonella: Estas pruebas pueden ayudar a detectar la presencia de anticuerpos contra la bacteria Bartonella henselae, que es la causa común de la enfermedad por arañazo de gato.
    • Cultivo de la bacteria Bartonella henselae: Se puede intentar aislar la bacteria de una muestra de sangre o líquido de un ganglio linfático inflamado para confirmar el diagnóstico.
    • Biopsia de ganglio linfático: En algunos casos, se puede realizar una biopsia del ganglio linfático afectado para examinarlo bajo un microscopio y confirmar la presencia de la infección.
  4. Diagnóstico diferencial: El médico también puede considerar otras condiciones que pueden causar síntomas similares, como infecciones virales, tuberculosis ganglionar, linfoma u otras enfermedades bacterianas.

Es importante buscar atención médica si experimentas síntomas como inflamación dolorosa de los ganglios linfáticos después de haber sido arañado por un gato, especialmente si la inflamación no mejora o empeora con el tiempo. Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden ayudar a prevenir complicaciones graves asociadas con la enfermedad por arañazo de gato.

Tratamiento

Enfermedad por arañazo de gato

El tratamiento para la enfermedad por arañazo de gato generalmente implica abordar los síntomas y controlar la infección. Aquí hay algunas medidas comunes de tratamiento:

  1. Cuidado de la herida: Si el arañazo o mordedura de gato está infectado, se pueden recetar antibióticos para prevenir una infección secundaria. Es importante mantener limpia la herida y seguir las instrucciones del médico para el cuidado adecuado.
  2. Analgésicos y antiinflamatorios: Se pueden recetar medicamentos para aliviar el dolor y reducir la inflamación asociada con la enfermedad por arañazo de gato. Estos pueden incluir medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o el paracetamol, o medicamentos recetados más fuertes si es necesario.
  3. Antibióticos: En algunos casos, especialmente si la enfermedad por arañazo de gato causa síntomas graves o complicaciones, se pueden recetar antibióticos para tratar la infección. Los antibióticos comunes para esta enfermedad incluyen la azitromicina, la doxiciclina y la ciprofloxacina. El tratamiento suele durar de 5 a 14 días, dependiendo de la gravedad de la infección.
  4. Seguimiento médico: Es importante realizar un seguimiento con el médico para evaluar la respuesta al tratamiento y asegurarse de que la infección esté mejorando adecuadamente. Si los síntomas no mejoran o empeoran, puede ser necesario ajustar el plan de tratamiento o realizar pruebas adicionales.
  5. Prevención de complicaciones: Si la enfermedad por arañazo de gato causa complicaciones graves, como inflamación de los ganglios linfáticos que no responde al tratamiento o infecciones secundarias, pueden ser necesarios tratamientos adicionales o intervenciones médicas, como el drenaje de abscesos.

Además del tratamiento médico, es importante tomar medidas para prevenir la enfermedad por arañazo de gato en primer lugar, como evitar el contacto con gatos desconocidos o salvajes, lavarse las manos después de manipular gatos y evitar jugar de manera brusca con ellos para reducir el riesgo de arañazos o mordeduras.

Complicaciones de la enfermedad

Mujer tocándose la garganta con dolor en los ganglios linfáticos

La mayoría de las personas con enfermedad por arañazo de gato se recuperan por completo sin complicaciones. Sin embargo, en raras ocasiones, la infección puede causar complicaciones graves en personas con sistemas inmunológicos debilitados. Las complicaciones más comunes incluyen:

  • Linfadenitis: inflamación de los ganglios linfáticos, que puede ser dolorosa y durar varias semanas.
  • Abscesos: acumulación de pus en los ganglios linfáticos infectados, que puede requerir drenaje quirúrgico.
  • Encefalitis: inflamación del cerebro, que puede causar síntomas graves como fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, confusión y convulsiones. Esto es extremadamente raro y solo se ha informado en unos pocos casos.

Además, la enfermedad por arañazo de gato también puede desencadenar una reacción alérgica en algunas personas. Los síntomas pueden incluir urticaria, picazón, hinchazón y dificultad para respirar. En casos graves, puede ocurrir una anafilaxia, que es una reacción alérgica potencialmente mortal que requiere atención médica de emergencia inmediata.

Es importante buscar atención médica si tiene síntomas persistentes o graves después de haber sido arañado o mordido por un gato, especialmente si tiene un sistema inmunológico debilitado. Su médico puede recomendar pruebas adicionales y tratamiento para evitar complicaciones graves.

¿Puedo morir a causa de esta enfermedad?

La enfermedad por arañazo de gato (Bartonellosis) es generalmente una enfermedad leve y autolimitada en individuos sanos, pero en casos raros y extremadamente poco comunes, pueden surgir complicaciones graves. Estas complicaciones pueden incluir:

  1. Infecciones sistémicas: En algunos casos, la bacteria Bartonella henselae puede propagarse desde los ganglios linfáticos a otros órganos y tejidos del cuerpo, causando infecciones en órganos como el hígado, el bazo o los pulmones.
  2. Inflamación del corazón: Aunque poco común, la enfermedad por arañazo de gato también puede causar inflamación del revestimiento del corazón (endocarditis) en personas con sistemas inmunitarios comprometidos.
  3. Neurobartonellosis: En casos muy raros, la infección por Bartonella henselae puede afectar el sistema nervioso central, causando síntomas como dolores de cabeza, convulsiones o cambios en el estado mental.

A pesar de estas posibles complicaciones, las muertes debidas a la enfermedad por arañazo de gato son extremadamente raras en personas sanas. Sin embargo, en personas con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos o afecciones médicas subyacentes, el riesgo de complicaciones graves puede ser mayor.

Es importante buscar atención médica si desarrollas síntomas de infección después de ser arañado o mordido por un gato, especialmente si experimentas fiebre persistente, inflamación de los ganglios linfáticos que no mejora con el tiempo, o síntomas neurológicos como dolores de cabeza intensos o convulsiones. Un diagnóstico y tratamiento oportunos pueden ayudar a prevenir complicaciones graves y garantizar una recuperación completa.

Volver

© Copyright 2021 Medical Directory. Todos los derechos reservados